EL MUNDO SE TRANSFORMA

TRAVESTIS, TRANSFORMISTAS Y TRANSEXUALES Podemos decir que son tres palabras que han transformado el último cuarto del pasado siglo XX, y más concretamente, la primera decenia del comienzo este tercer milenio. Hasta no hace mucho, se nos consideraba el estigma de ser  y pertenecer a “una especie” de monstruos de feria a los que se pagaba por ver sus defectos, actitudes y aptitudes, algunos, francamente grotescos. Identidades que habiendo padecido la Ley de Vagos y Maleantes a los que les sometió el franquismo durante años, fueron esquivando las esquinas de los barrios bajos con la luz ténue y  recurriendo a las hormonaciones prácticamente sin control, como excusa para obtener un carnet del “artisteo” para poder sobrevivir, aparentando lo que realmente eran y sentían, para poder SER.

The New York Times publicó un artículo en el que despedía el 2010 afirmando que, ese año, sería recordado como el año en el que el crossdressing había dado un salto definitivo a la industria de la moda. Candy, la revista de estilo dedicada a la “transversalidad” hacía referencia al actor James Franco, que aparecía en su portada vestido de dómina, a través del estilismo de Terry Richardson. De la misma forma, la última campaña de Givenchy, donde la modelo transexual Lea T – a petición del propio Riccardo Tisci – protagonizó el spot principal, después de haber sido su amiga y ex asistente personal . Una vez el anuncio vio la luz, en Mayo de ese mismo año, la agencia de la señorita T (Women) recibió más de 400 peticiones para entrevistarla. “La moda ha abrazado la transexualidad tal y como lo hizo en los años sesenta y setenta, pero entonces se trataba de algo puntual.

Si consideramos que convertirse en modelo puede ser la validación física definitiva para una transexual o travesti, este fenómeno vendría a significar un paso más en la normalización definitiva del amplio espectro de géneros que pueden darse. Pero, perdido el componente transgresor, no estamos asistiendo más bien a una frivolización del tema? Luis Venegas es claro: “Al contrario, no porque algo no tenga un claro componente de reivindicación, lo es menos”.

Que Warhol sacara a Candy Darling – una de sus inseparables musas del tercer sexo – en la portada de Interview, no deja de ser una anécdota dentro de la historia del underground americano. “Ahora estamos hablando de firmas de lujo y publicaciones de primera línea”, comenta Luis Venegas editor español de Candy. “Es el signo de los tiempos. Cuando en 2009 yo le comenté a un amigo que quería lanzar una revista que fuera el Vogue de la transversalidad, él me dijo: Corre, Luis, porque esto es algo que está en el aire y se te van a adelantar”.

Primero fueron las modelos negras, después las entraditas en carnes; más tarde, las señoras mayores…… Conociendo el carácter voraz de la moda, son los trans-género el sabor del mes?. Porque lo que está claro es que hay un canon universal de belleza que nunca va a cambiar y esto es algo minoritario, pero no excepcional. Aunque, probablemente, dentro de otros diez años se hablará del fenómeno como aquello que pasó en el cambio de siglo.

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s