DJ SPRINKLES, HITO DE UNA CARRERA

ESTILISTA DE LO TRANSGÉNERO Detrás de Dj. Sprinkles, se encuentra Terre Thaemlitz, todo un iconoclasta de la teoría queer y filósofo transgénero. La “danza culta” de Terre se basa en las composiciones musicales que ha estado creando y mezclando desde 1980. El llamado “neo-expresionismo” de la escena musical generado por ordenador. Terre es una persona que ha pasado más de 30 años de su vida vestido de mujer y que ha sabido conjugarlo sin fisuras creando música de calidad, a la que se refiere y define como Fagjazz. “Yo soy un hombre triste que le gusta perder su tiempo con cosas presentadas en cajas vacías, en su mayor parte”.

El Hito de su carrera incluye haber ganado un Grammy Underground al Mejor DJ de 1991. Con la edición de “Midtown 120 bluess” Terre gana el Premio al Mejor Álbum “Resident Advisor” de 2009. Entre uno y otro, sus compocisiones parecen fuera del alcance comercial de las ondas de radio y las pistas de baile, aunque no por ello  pierde el sentido para los seguidores “de culto” o para la escena de baile menor y underground que aparecen en sus discos. Es ese tipo de persona que se preocupa por atraer a las masas, centrado en los “francotiradores” contra la LGTB a raíz de la aparición del SIDA, poniendo fin definitivamente a una generación deprimida y enojada por los efectos devastadores VIH, proclamándose un activista visible, sin miedo a llorar en la pista de baile.

Su innato “hábito de actuar” como personaje femenino, le viene precisamente de su época residente en Nueva York, donde arrasó como drag queen en el Club de Sally  lugar/antro en donde transexuales y travestis comerciaban con su cuerpo. Terre nunca fue rival para las transexuales post-op, con las que supo empatizar de forma exquisita y suprema”.

Hay que recordar, que el house nació en la propia cultura gay·club, donde las minorías homosecuales de entonces podían ser ellos mismos, sin temor a represalias. Terre fue copando al público heterosexual fuera del ámbito estrictamente gay, cada vez más, derramando su etnia y sexualidad a lo largo de toda su trayectoria profesional. Como resultado, y con este significado en mente, Terre Thaemlitz comienza “Midtown 120 blues” con una declaración desafiante: “La casa no es tanto el sonido como una situación”. La percepción popular de “la casa”, se refiere a la vida, el amor, la felicidad, a favor o en contraposición de otros más concretos como las adicciones, las crisis género, la censura del sexo genderqueer, más que como un fenómeno universal, como situaciones que definen la música para él, de forma más clara.

La incursión de Dj Sprinkles sirve como una elegía al estilismo del alma de toda una generación trans. Decenas de artistas de diverso ámbitos veneran las raíces de su música, ya que muy pocos ofrecen información acerca de sus orígenes. Considerando que los presentes conceptos Sprinkles son provocativos, muchos de sus temas es más serena y embriagadora. Flotas, en lugar de pisar. Su sonido deep-house es tan profundo que es prácticamente “ambient”. En conjunto, se trata de una estética hermosa, un crepúsculo que golpea las notas de tristeza, la nostalgia y la contemplación.

Terre ha sabido coquetear con la pista de baile, pero también con los almohadones del sofá, en el salón de cualquier casa. Incluso si el oyente no anhela las mismas cosas, los conceptos, el estado de ánimo o simplemente no reconoce el mensaje de género, poco a poco se crearun ambiente propicio para la reflexión sobre las personas y lugares que ya no existen como antes.

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s