LA PANTERA ROSA DEL “CAFÉ SOCIETY”

TRANSGRESIÓN RELAJADA DE LA VIRILIDAD María Gioacchina Stajano “Giò”, fue el nombre artístico del Conde Gioacchino Stajano Starace Briganti di Panico, más tarde Condessa Gioacchina, nació el 11 de Diciembre de 1931 en Sannicola (región de Puglia – Italia). No quiso ser icono gay, ni trans, ni tampoco unirse a los crecientes movimientos LGTB; en realidad, no quiso ser ejemplo de nada. Pero en el disfrute de su “dolce vita“, Giò Stajano se convirtió en estandrarte de todo lo citado, al convertirse en la primera transexual italiana en someterse a un reasignamiento genital. Fallecida los setenta y nueve años, el 26 de Julio de 2011, esta polifacética y díscola mujer merecería una película en blanco y negro, una comedia bohemia y agridulce, como poco.

Giò nació en el seno de una familia cercana al movimiento fascista que se fraguaba en la Italia de esa misma década. Su tío era el jerarca Aquiles Starace. En su más tierna infancia, sin enterarse ni del NO-DO, hasta conoció a Benito Mussolini, quien le dijo que “pertenecía a la nueva juventud masculina que necesitaba su país”. Increíble es la sucesión de acontecimientos posteriores, que conformaron el carácter y la personalidad definitiva de Giò. Fue una escritora, periodista, actriz y pintora con mucha clase. En la década de los sesenta, antes de realizar su cambio de sexo, ya fue célebre su visibilidad, conocida públicamente como la primera transexual de Italia.

Tras unos completos estudios tanto en un colegio jesuíta como en la Academia de Arte de Florencia, Giò se traslada a Roma, donde comienza a dar rienda suelta a su provocadora creatividad a través de la pintura, con un discreto éxito. Sin embargo, en la disciplina en la que destacó, fue en la literatura: suyas son las dos primeras obras en italiano que tratan abiertamente la homosexualidad y transexualidad. Aunque el salto a su popularidad todavía estaba por venir… Giò se movía por los ambientes más bohemios y artísticos de la capital italiana, lugar al que también accedían no pocos integrantes de la jet set de la época y a quienes, además, podía frecuentar y alternar sacando partido a su título nobiliario.

Mientras sus escritos eran tachados como contrarios a la moral pública, aprovechó para abrir un local nocturno, consiguiendo consiguió un pequeño papel en “La dolce vita” de Fellini, tras publicar en 1959 “Roma Capovolta”, un texto autobiográfico que cuenta sucesos escalofriantes en la Roma del «Café Society», descritos en la película. A causa de un altercado con la editorial, la escena no pudo insertarse en el montaje final del film, pero fue distribuído en ediciones sucesivas restauradas para la televisión y vídeo/DVD. El texto, explícitamente gay, fue secuestrado por las autoridades con la excusa de propagar ideas contrarias a la “moral pública” y las “buenas costumbres”. El hecho contribuyó obviamente a centrar la atención en la imagen escandalosa de Stajano y a consagrarle como el homosexual más famoso de Italia (aunque su identidad era transexual). La leyenda cuenta además que fue musa del director de cine, al inspirarle la escena de la Fontana de Trevi que protagonizó la mismísima Anita Ekkberg.

Entre 1958 y 1961, Stajano colaboró con el semanal escandaloso “Lo Specchio” (El espejo) y ya a finales de los 60’s comenzó a trabajar en la revista “MEN”, respondiendo de manera light a las cartas que enviaban sus lectores homosexuales. En menos de cuatro años, se puso al mando de la revista y dirigió el magazine. Un nuevo escándalo para “la condesa” vino de la mano de un magistrado en relación con proceso de los Balletti Verdi (el mayor escándalo ligado al mundo homosexual en la historia italiana, de carácter sexual y con implicación de menores.). Como protesta, se presentó en el juicio vestido de mujer en luto riguroso, con un traje de lana negra. No obstante, Giò no volvería a disfrutar de los años de gloriosa y despreocupada fama en Roma, ya que nunca se quiso vincularse al emergente movimiento LGTB que emergía en el país . Quedó relegada a segundo plano hasta caer en el olvido durante una década entera.

En 1983 reaparece de nuevo en los medios, aunque en ese período de anonimato estuvo firmando con seudónimo – La Pantera Rosa – sus artículos “del corazón”. Fue entonces cuando reclamó ser llamada Maria Gioacchina, después de haberse sometido a una reasignación de sexo en Marruecos. Comienza a dedicarse de lleno al cine “X” y a la prostitución de lujo. Un mundo que no le traería mucha satisfacción ni logro personal.

Tras unos tormentosos años, Gioacchina Stajano decidió abrazar la vida ascética e ingresar en un monasterio al término de su vida, una idea cuanto menos complicada al pretender hacerlo bajo la religión católica. Después de sufrir muchos rechazos por su condición, finalmente fue admitida como hermana laica en la orden de Betanioa del Sacro Cuore, donde confesó sentirse completamente a gusto con su nueva forma de vida, austera y mística, que cultivaría hasta sus últimos días.

Obra :
“Roma capovolta”, Quattrucci, Roma (septiembre de 1959)
“Meglio l’uovo oggi”, Quattrucci, Roma (diciembre de 1959)
“Le Signore sirene”, Quattrucci, Roma 1961
“Vita d’uomo”, Tipografia ‘Giolitti’, Roma 1962 (posteriormente publicado con el título de Il letto stretto)
“… gli uni e gli altri …”, Conte, Lecce c.1963?
“Il letto stretto”, Quattrucci, Roma 1967
“Roma erotica”, Poker d’Assi, Società Editoriale Attualità, Milán 1967
“La mia vita scandalosa”, Sperling & Kupfer Editori, Milán 1992
“G. Stajano, G. Vaira, Pubblici scandali e private virtù. Dalla Dolce Vita al convento”, Manni, Lecce, 2007

Filmografía: (Antes del cambio de sexo, trabajó en una decena de filmes):
“Avventura a Capri”, de Giuseppe Lipartiti (1958)
“Gli scontenti”, de Giuseppe Lipartiti (1959)
“La dolce vita”, de Federico Fellini (1960), no acreditado
“La ragazza di mille mesi”, de Steno (1961)
“Totò, Peppino e…la dolce vita”, de Sergio Corbucci (1961)
“Caccia all’uomo”, de Riccardo Freda (1961)
“En nombre del pueblo italiano”, de Dino Risi (1971)
“El común sentimiento de pudor”, de Alberto Sordi (1976)
“Los amigos de Nick Hezard” de Fernando Di Leo (1976)
“Nerone”, de Castellacci y Pingitore (1977)

Después del cambio de sexo reapareció en:
“Il fico del regime”, de Ottavio Mai y Gianni Minerba, (1991). Documental – entrevista totalmente dedicado a la vida de Giò Stajano
“Portagli i miei saluti – avanzi di galera”, de Gianna Maria Garbelli (1993)

AVISO LEGAL: Estas fotografías fueron realizdas en Italia  y ahora son de dominio público porque el copyright ha expirado. [1] De acuerdo a la ley no. 633 22 de abril de 1941 sobre la protección de derechos de autor y otros derechos relacionados con el ejercicio de los mismos, como modificadas por fotografías de 22 de mayo de 2004, Ley Nº 128 y artísticas libre y reproducciones de obras de arte figurativo son de dominio público desde el comienzo del año civil siguiente a la finalización del año XX de producción (artículo 92). Según el texto de la ley, estos “dibujos simples” se definen como “imágenes de personas o de aspectos, elementos o hechos de la vida social y natural, obtenida con el proceso fotográfico o proceso análogo, incluyendo reproducciones de obras de arte figurativo y los fotogramas de películas. No se incluyen fotografías de escritos, documentos, tarjetas, objetos materiales, dibujos técnicos y productos similares “(artículo 87).

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s