UNISEXUALIDAD, ADULTERIO Y NINFAS

LA LEYENDA DE HERMAFRODITO Hermafrodita es una palabra en la que se funden Hermes (a estos efectos, el dios de los efebos o los muchachos admirados por su hermosura) y Afrodita (la diosa del amor). Nos cuenta el mito que el hijo de Hermes y Afrodita, que por eso se llama Hermafrodito, era un joven adolescente, guapo, hermoso, que un día, en uno de sus paseos, llegó a un lago de limpias y cristalinas aguas, tan limpias y cristalinas que incluso podía verse su fondo. En él, vivía la Salmacis, una de las ninfas de Frigia que habían criado al joven…

…Ella era poderosamente sexual y erótica, cuyo placer consistía en adornarse con flores y velos primorosos para contemplarse después en ese manso y reluciente espejo de las aguas. Al detenerse en la orilla del agua, Hermafrodito vio a Salmacis, quedando sorprendido y admirado por su belleza, y a su vez Salmacis, quedando inmediatamente prendada de él, por lo que le dijo:

“Feliz tú que si eres mortal y feliz la mujer que te ha nutrido en su seno, pero mucho mas feliz tu amada, si es que la tienes, pero si ella no existe todavía, si tu corazón es virgen todavía a los deseos y al amor, yo te amo, te deseo y quiero compartir contigo mi lecho.” (la Salmacis no se anda con rodeos y va directamente al grano).

Hermafrodito ignoraba todo lo referente al amor y se sonrojó al oír las apasionadas palabras de la ninfa, huyendo apresuradamente. Ella se dolió de su marcha pero nada hizo por retenerle, diciéndose a sí misma: “Insistiendo en mi ofrenda sólo conseguiré intimidar aún más a ese joven tan hermoso. Lo mejor será ocultarme y dejar que el tiempo trabaje a mi favor.”

Así lo hizo Salmacis, que regresó seguidamente a las profundidades del lago, desde donde espiaba a todos los que se acercaban a la orilla, por si alguno de ellos era su amor pasional. Ocurrió lo que esperaba días mas tarde. Hermafrodito regresó al lago. Una vez en la orilla miró a su alrededor detenidamente por si aparecía Salmacis. Al no verla, se despojó de sus ropas y se lanzó al agua, hasta que la ninfa, sin poder contener más su pasión, salió de su refugio y antes de que Hermafrodito pudiera impedírselo, se abrazó a él cubriéndole de caricias. El joven trató de desligarse de Salmacis, y ésta, no queriendo resignarse a perderle otra vez, invocó a los dioses: “ Criaturas del cielo, escuchad mis votos y mis súplicas. Yo, Salmacis, deseo que nunca este joven pueda separarse de mí, ni yo de él.”.

La leyenda sigue afirmando que los dioses se prestaron a la petición de Salmacis, escuchando sus ruegos, apiadados de su pasión y de su profundo amor por el bello Hermafrodita, e hicieron conjuntarse sus cuerpos, el uno al otro, como las ramas de un mismo árbol, pero participando a un mismo tiempo de doble naturaleza, o sea, de doble sexo, por lo que el aspecto de entre ambos era tan parecido que no se podía determinar dónde empezaba Hermafrodito y dónde Salmacis.

[…] “Entonces en verdad complació él, y de su desnuda figura por el deseo
Sálmacis se abrasó; flagran también los ojos de la ninfa
no de otro modo que cuando nitidísimo en el puro orbe
en la opuesta imagen de un espejo se refleja Febo;
(v. 350) y apenas la demora soporta, apenas ya sus goces difiere,
ya desea abrazarle, ya a sí misma mal se contiene, amante.
(…)«Hemos vencido y mío es» exclama la náyade, y toda
ropa lejos lanzando, en mitad se mete de las ondas
y al que lucha retiene y disputados besos le arranca
y le sujeta las manos y su involuntario pecho toca,
(v. 360) y ahora por aquí del joven alrededor, ahora se derrama por allá;
finalmente, debatiéndose él en contra y desasirse queriendo,
lo abraza como una serpiente, a la que sostiene la regia ave y
elevada la arrebata: colgando, la cabeza ella y los pies
le enlaza y con la cola le abraza las expandidas alas” […]

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s