LA MIRADA DE LAS “TRAIBLAZERS”

VIVIR HONESTAMENTE A VECES ES TODO UN LOGRO Las transexuales afroamericanas fueron las verdaderas  pioneras que se atrevieron a ser auténticas. Nunca es un mal momento para reencontrarse con la historia y echar un vistazo a los acontecimientos que dieron forma a nuestras vidas, nuestros héroes convertidos en heroínas. En los últimos años se ha estado prestando más atención a los logros de gays y lesbianas de raza negra, como Bayard Rustin. Pero hay otro grupo imprescindible que han dado forma a la historia de nuestra Comunidad: las personas transgénero, como Monica Roberts (en la imagen).

Transgéneros afroamericanos han sido participantes activos en la historia LGTB, a pesar de que a menudo se han pasado por alto sus rostros o nombres. Su presencia y contribución no son un fenómeno reciente, sino que se remonta a través de los siglos. Consideremos la historia de Lucy Anderson Hicks , quien nació en 1886 en Waddy (Kentucky). Ella dejó bien claro que era una niña e insistió en llevar vestidos a la escuela. El término “transgénero” no existía en ese momento, pero el médico que la examinó aconsejó la madre de Lucy que la criara como una niña. Ya en edad adulta, Lucy finalmente se casó y se divorció dos veces mientras se dirigía a Ventura (California) a través de Pecos (Texas). Su matrimonio con el soldado Reuben Anderson en 1944, introdujo complicaciones legales en sus vidas, que llevó al fiscal de distrito del Condado de Ventura para su enjuiciamiento por perjurio, después de que se descubrió y confirmó, que ella nació biológicamente varón (de esta forma el fiscal afirmó que Anderson cometió perjurio cuando firmó la solicitud de licencia de matrimonio y juró que no había “ninguna objeción” legal para consumarlo legalmente). Lucy expresó su convicción en su identidad de género a los periodistas durante el juicio: “Desafío a cualquier médico del mundo a demostrar que no soy una mujer”, alegó. “He vivido “vestido” y actuó exactamente igual, lo que representa que, yo soy, una mujer. “El jurado la encontró culpable por el cargo de perjurio y el juez dictaminó una condena de diez años de libertad condicional, en lugar de ingresar en la cárcel.

En 1953, mientras que gran parte de América se centró en la historia de Christine Jorgensen, los lectores de la revista “JET Magazine supieron del caso de Scarlett Brown en su intento de convertirse en el primer cambio de sexo en una persona de color. Tan solo unos años después, transgéneros afroamericanos participaron activamente en el movimiento de derechos civiles de la década de los 60’s, incorporándose a la vez a “las tácticas” de esfuerzos en su trabajo hacia la liberación racial. El género “no conforme” de jóvenes afroamericanos en Filadelfia y Pensilvania dio inicio a “la sentada” en la cafetería Dewey’s Lunch, durante la protesta en Abril y Mayo de 1965, que fueron un claro ejemplo de esa participación. Fue la primera protesta organizada específicamente sobre cuestiones trans, y ambos precedidos de 1966 con los disturbios de Compton’s y los posteriores e internacionalmente conocidos en Stonewall en 1969 y en la que las defensoras afroamericanas transgénero como Miss Major y Marsha P. Johnson estuvieron involucradas (imagen inferior).

En 1967, la defensa de los derechos civiles de las personas transgénero se manifestaron con el golpe mediático de la abogada Lady Java, que finalmente provocó la caída de los códigos utilizados por la policía para acosar a al Colectivo LGBT de Los Angeles. Mientras tanto, el “Programa de Género” de la clínica del Doctor Johns Hopkins, en Baltimore, abrió sus puertas y dio la bienvenida a uno de sus primeros pacientes, un transexual afroamericano llamado Avon Wilson. En los años 70´s, 80´s y 90´s, la Comunidad Transgénero de color,  jugó un papel clave en el movimiento de emergente de defensa trans. A. Dionne Stallworth (defensora y activista sobre cuestiones de salud mental, personas sin hogar, personas de raza negra y la lucha por los derechos y la igualdad para personas LGBTIQ) colaboró en la organización y firma del Acta de Constitución de GenderPAC. De la misma forma, Lorrainne Sade Baskerville se convirtió en una galardonada líder en Chicago, un papel que ha sido defendido por  “la abogada de las víctimas” Bates Lois años más tarde.

Dawn Wilson fundó la Coalición Nacional de Defensa Transgénero (NTAC) en 1999, una organización multicultural de defensa trans.Tampoco se pueden olvidar nombres como Justina Williams, Patricia Underwood, Logan KK, Stylz Diamond o  Diana Taylor, muchas otras que se pusieron en pie en la lucha por sus derechos humanos, cuando fueron pisoteados por la sociedad. Ellas fueron la “avanzadilla” del movimiento hacia la igualdad de las personas transexuales a nivel internacional.

Una nota más triste, la protagonizada por Rita Hester, asesinada en 1998 y que fue el impulso para organizar el “funeral” homenaje en todo el mundo en el que conocemos como “Día de la Memoria Transgénero”. Y sí, los transgéneros de color eran (y siguen siendo) los impulsores de grandes avances dentro y fuera de la comunidad LGTB.

 Actualmente cuatro de estas personas, Dawn Wilson (2000) Dra. Marisa Richmond (2002), Monica Roberts (2006) y el Rev. Earline Budd (2010) han ganado el IFGE Trinity Award, el más alto galardón de la Comunidad Trans por su destacado servicio en la proyección y divulgación de la causa. Pero también existen un sinnúmero de otros héroes y heroínas de organizacines y asociaciones pequeñas a nivel local, que continúan sirviendo al colectivo de diferentes maneras, siendo parte del proceso de la historia, antes de ser historia.

Los avances continúan. Más nombres… Tona Brown se ha convertido en la primera trans en llevar a cabo una sentada frente a un presidente de los EE.UU. Isis King, Laverne Cox y Janet Mock (en la imagen) siguen brillando en diversas profesiones como diseñadora de moda, productora audiovisual y actriz o escritora. Jordana Lesesne, Foxxjazzell, DeCygne Alyras y Katey Red como pioneras en diversos géneros musicales.

En cuanto al futuro, podemos esperar a ver la historia aún más trans. En la segunda década de este siglo, se prevée que la comunidad trans negra vaya aún más allá, con identidad propia y “denominacion de origen”.

Monica Roberts, también es conocida en la Comunidad TransGriot, nativa de Houston y una verdadera líder, nombre imprescindible en emergente Comunidad Trans de color desde 1994.  Es escritora y premiada “blogger”, amante de la historia, pensadora, oradora y defensora de cuestiones trans y de derechos humanos, que trabaja con diligencia para promover la aceptación en la conciencia de la sociedad.

Anuncios

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s