HUMANIZANDO ESPACIOS, HUMANIZANDO LA SOCIEDAD

INGENIERÍA DE IDENTIDAD 3.0 Alrededor de entre 30.000 y 40.000 mujeres transexuales post-op. viven actualmente en los Estados Unidos y otras miles están en proceso de transición. Estas cifras son mucho más elevadas de lo que comúnmente asume la sociedad, porque un velo de invisibilidad esconde la verdadera naturaleza y el alcance de la condición transexual. Especialmente oculta un gran número de mujeres con éxitos prominentes, que se mimetizan entrela población completamente. La razón es que las mujeres más exitosas viven precisamente en modo oculto o “woodworked”. Dejan atrás su pasado y lo ignoran a la vista, con el fin de evitar la estigmatización social y seguir adelante con su nueva vida. 

Sus éxitos personales aseguran que se asumen como el lado “correcto” de la sociedad. La invisibilidad social de las mujeres trans de éxito que se han sometido a correcciones de género, apoya la idea de que el MtF (de varón a mujer transexual) es extremadamente rara. Sin embargo, la transexualidad intensa no es tan poco común, como parece. Investigaciones recientes indican que la afección se presenta en aproximadamente 1 de cada 250 a 500 niños nacidos como tales y que aproximadamente 1 de cada 2500 hombres en los EE.UU. ya han pasado por la mesa de quirófano para realizarse una reasignación de sexo. La transexualidad contabiliza más del doble de la frecuencia con la que se dan casos de esclerosis múltiple o parálisis cerebral.

Hoy en día, los medios de comunicación sólo ponen de relieve dos ocasiones concretas relacionadas con las personas trans, a saber, cuando “alguien muy popular cambia de sexo” y cuando alguien es víctima de discriminación, acoso o agresión. Las historias desconocidas y cotidianas acerca del cambio de sexo nunca son objeto de seguimiento para averiguar “qué sucedió” años después de esa transición. En todo caso, estas historias siempre se centran en la vida pre-operatoria y en las luchas personales durante la transición, pero nunca, en su vida posterior al cambio. Esta falta de equilibrio en la información dentro de la sociedad (de las formas múltiples de transición), son las que conducen en gran medida a la marginación y exclusión social, ya que nunca se vuelve a oir hablar de ello otra vez nunca más. Sólo de vez en cuando, las historias de fracasos personales o víctimas del racismo son visibles a largo plazo.

A falta de modelos de éxito, las imágenes estereotipadas y “lascivas” de las transexuales en los medios de comunicación se limitan al paso por los platós de televisión, jóvenes sin recursos  o faltas de formacióno “sin salida” en su mayoría, caricaturizadas y estigmatizadas en directo por su exclusiva condición. Pero lo que los espectadores de esos programas no saben, es que un gran número de mujeres de éxito van más allá de estas dificultades discriminatorias. La estigmatización social de la transexualidad lleva a muchas jóvenes a interiorizar grandes dosis de vergüenza inmerecida, la vergüenza y la culpa sobre su condición sexual o de género. Como resultado, estas jóvenes carentes de información suelen perder años de su vida, años importantes, antes de buscar ayuda sobre la manera de corregir su condición de género.

Recientemente, el velo de invisibilidad se ha levantado, ya que muchas mujeres trans post.op de todo el mundo, han comenzado una labor encomiable al crear sitios web para ayudar a otras muchas a seguir los pasos, de forma correcta. Algunas de estas mujeres están en silencio “out” en la comunidad de TS. Otros comparten sus historias por ser “virtualmente” (VO) sólo a través de la web (mientras que por otra parte restante woodworked o en sigilo). Somos muy afortunados de que finalmente podamos aprender acerca de sus vidas, a medida que se enumeran en las páginas web como este. Lynn espera que las mujeres más exitosas en silencio va a salir, y se sienten cómodos compartiendo sus historias de esta manera a través de la web.

Las mujeres trans de éxito pertenecen a un grupo muy diverso, de diferentes nacionalidades, diferentes razas y estatus étnicos. Todas vienen de una amplia gama de clases sociales y orígenes familiares diferentes. Y también, claro está, los casos de transición a diferentes edades, incluso tardías. Algunas han pasado por un largo proceso post-operatorio, otras han transitado de forma inmediata, y el resto, ha estado “fuera” durante muchos años. Muchas… siguen viviendo a escondidas.

Muchas de estas mujeres tuvieron que sufrir terribles pruebas a fin de cambiar de sexo, sobretodo las que iniciaron sus procesos hace décadas. Algunas han pasado de sus humildes inicios – incluyendo la vida en las calles en ocasiones – y sin embargo lograron sus objetivos y metas finales, de todos formas. Las hay que han tenido transiciones más fáciles en tiempos mucho más recientes, en los países occidentales más avanzados. Pocas, las que han sido lo suficientemente afortunadas por obtener el apoyo incondicional de sus padres, cuando eran adolescentes. No hablamos de un “cuadro de honor”. Pero sí de personas que han conseguido y que pueden conseguir el lugar donde muchas se sientan representadas, sentirse mucho más visibles, mucho más libres. Modelos a seguir, en definitiva, plasmados actualmente a través de la gran Red de Internet, para la interacción y la ayuda global. Es lo bueno que ha parido este futuro-presente de la recién llegada tecnología virtual.

Lo que hace que estas mujeres de éxito hallan legado lejos, no es lo lejos que han llegado en sus carreras o la cantidad de dinero que han hecho ni lo bellas que algunas de ellos son. No tiene que ver que algunas se hayan dado a conocer como artistas. Estos logros son muy significativos y muestran que detrás de la transición no tiene por qué haber una mujer capaz de alcanzar o acceder a tradicionales esferas sociales de éxito, al igual, que ocurre con el resto de la sociedad humana, porque los éxitos reales son los del corazón. Son éxitos en la vida “la VIDA, en mayúsculas”. Se refleja en los rostros felices al sentirse parte de la historia, como cualquier otro. El encuentro del consuelo y la paz en sus vidas. En conjunto, nuestras historias gradualmente ayudarán a cambiar la opinión de las personas de condición transexual sobre la población mundial. Después de todo, somos colaboradoras productivos en todos los ámbitos de la vida: como son doctoras en medicna, abogadas, científicas, ingenieras, programadoras, pilotos de aviones, empresarias, directivas, oficinistas y funcionarias, profesoras y estudiantes universitarias… con relevancia en la política, en la educación, en aplicación de la ley y derechos humanos, en la pasarela y en el “show business”. La realidad y la integridad de nuestras transformaciones físicas de género no se puede negar. Muchos de nosotras ya son esposas, madres, amantes o con relaciones de pareja a largo plazo. Cada persona trans, puede poner un rostro humano convincente sobre la condición transexual. Y esto se consigue con la realidad 3.0, la identidad como fuente de conocimiento, a pie de calle

Historias de mujeres que ofrecen modelos esperanza, cada vez más, como verdadero estímulo y papel representativo ante la sociedad, especialmente para todas aquellas jóvenes que se enfrentan a la transición de género. Como adolescentes (y sus padres y seres queridos) necesitan aprender que una corrección completa de su condición de género, que ahora es posible mediante la aplicación de los conocimientos adquiridos por las pioneras les han precedido y mediante la explotación de los avances de la medicina moderna. También necesitan aprender de las ventajas de someterse a profundas corrección de género en la juventud, en lugar de vivir en la angustia del género equivocado durante décadas y, finalmente, el cambio como fin de la desesperación al final de sus vidas. Si los padres sólo pueden aprender a ver que su hijo transexual es realmente una “chica con un problemas físicos” en lugar de “un niño con un problema mental”, entonces el futuro de ese niño es especialmente esperanzador. Con el amor y el apoyo parental, una chica joven transexual puede ahora alcanzar sus sueños y pasar a vivir una vida plena y feliz como mujer. Quién sabe!!, igual se trate de una mujer transexual de éxito.

Bibliografía:

“Referencias para Jóvenes MtF TS / TG transicionistas” y “Transexualidad FTM”  (Lynn Conway 2001-2012 http://www.lynnconway.com

“Ser Emily: Tercera persona disfrazada de primera”  de Rachel Gold

“Mom, I Need to Be a Girl” (Mamá, necesito ser una chica) de Just Evelyn

http://www.andreajames.com/

http://www.antijen.org/jenny-s-mom.html

 

 

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s