IDENTIDADES EN OBJETIVO DE DESARROLLO

transsocialmedia CRISÁLIDA TUCUMÁN

PARA TRANS, POR TRANS Discriminación, deserción escolar, desocupación, prostitución es el camino que sufre la gran mayoría de las travestis y transexuales. Por esta razón, Crisálida puso en marcha un centro para la alfabetización de la Comunidad TRANS en la ciudad de San Miguel de Tucumán (Argentina). El mencionado centro tiene la particularidad de que tanto sus alfabetizadoras como sus asistentes, son personas trans. De este modo, Crisálida busca promover los derechos de todas estas chicas, poniendo en marcha espacios y proyectos inclusivos. La Biblioteca Popular “Crisálida” de Tucumán es la primera en todo el país en este sentido, formando parte del Programa Nacional de Alfabetización, desde Febrero de 2011.

Como muchas sabréis, Crisálida es una ONG compuesta por activistas que trabajan por la promoción, acceso y respeto por los derechos humanos, desde 2005. Su actividad principal se concentra en los derechos inherentes a la orientación afectivo sexual y las expresiones e identidades de género, así como en los derechos sexuales y reproductivos. Desarrollan actividades conjuntamente con otros movimientos y organizaciones sociales, trabajando diversas áreas y espacios. Entre sus componentes destaca esta Biblioteca Popular de Género y Diversidad Afectivo Sexual, el espacio de asesoramiento juridico gratuito Crisálida JUS, el Área Trans, el Área Queer NOA y el Área Salud, entre otros. Desde 2008 coordina el Observatorio LGBT Tucumán con el apoyo de agencias de Naciones Unidas en Argentina y el Ministerio de Salud de la Nación.

Las encuestas realizadas por el Área Queer NOA en 2005, 2007 y 2009 arrojó como resultado que la causa de deserción escolar en la población trans es la discriminación y el desarraigo. Esto impacta en la búsqueda de horizontes laborales a muy temprana edad, siendo el más recurrente, la prostitución: casi un 90% de quienes tienen primaria incompleta, el 86,7% de quienes no la completaron y el 81,4% de aquellas que, aún así, terminaron la secundaria. Una chica repitió seis veces primer grado, probablemente por culpa de una docente que se reía y la maltrataba a diario por el simple hecho de que ya era evidente su identidad de género. Como muchas otras, siendo adolescente, sufrió la expulsión de su hogar y no sólo quedó fuera del sistema educativo sino también en lo concerniente a la salud. Pasó a ser otra chica más que no podía leer los folletos sobre VIH-SIDA, ni los mensajes de texto de su teléfono móvil. “Es conocido que cuanto menor es el nivel de formación logrado, mayor es el grado de vulnerabilidad y la imposibilidad de poder acceder a un pleno ejercicio de actividad social, laboral, cultural… Acudir de nuevo a clase aumenta la autoestima, mejora la formación y la calidad de vida, a la vez que les anima a hacerse un espacio en el mercado laboral” señala Gustavo Diaz Fernandez, presidente de Crisálida, que subraya que el analfabetismo femenino es sinónimo de discriminación en el ejercicio de los derechos humanos.

transsocialmedia ALFABETIZACIÓN TUCUMÁN 002

Cuando se advirtió que quienes accedían al secundario y a la universidad eran aquellas que menos enfermaban, se comoprobó que su formación educacional era el factor clave que transformaba sus vidas. Ese fue el origen del Centro de Alfabetización, el cual alberga los miércoles y jueves de 16h. a 18h. a sus alumnas en “El Árbol de Galeano”, un local que cada noche funciona como pub. Con el respaldo de la Senadora Beatriz R. de Alperovich y desde la Red de Mujeres Solidarias, el curso tiene una duración cinco meses lectivos. Aprenden a leer, a escribir, a hacer operaciones matemáticas y reciben, además, charlas sobre salud y género, puesto que en ocasiones terminan asumiendo una imagen que responde al estereotipo machista de la mujer, como mero objeto sexual.

Algunas de las antiguas alumnas se interesan en ayudar a otras chicas que pasan por los mismos problemas, carencias y necesidades. El entusiasmo de las alumnas las estimula. “Muchas tienen ganas de progresar. Podrán tomar las riendas de su vida sin depender de nadie. No hay cosa más estimulante que manejarse por cuenta propia”, comenta Gabriela de la Rosa, una de las “alfabetizadoras”. La aspiración es que, al concluir el primer módulo, se pueda capacitar otro siguiente para que las chicas accedan y cumpliementen la secundaria. Desde el Centro, se insta al estado a abrir otros centros de alfabetización para la Comunidad TRANS.

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s